REVOLUCIÓN EN LA EDUCACIÓN OCCIDENTAL

359

Por Alfredo González Holmann

En 1983, el chileno Francisco Varela y el norteamericano Adam Engle iniciaron los Diálogos Mente y Vida, encuentros donde los budistas del Tibet intercambian sus conocimientos con científicos occidentales. Varela fue neurólogo graduado en Harvard y profesor en la universidad de París. Engle es economista egresado de Harvard y Stanford. Se han realizado veintisiete encuentros.

Han participado, el Dalái Lama, tibetanos y científicos de todas las ciencias. Encuentros copatrocinados por las mejores universidades e instituciones médicas de EE.UU y Europa.

Lo que han aprendido los científicos occidentales de los tibetanos son conocimientos de la mente que ignoraban. Una trascendental unión de conocimientos que esta revolucionado la educación occidental.

Estos conocimientos del budismo datan de hace 2,500 años. Buda, no es nombre ni título, en sánscrito significa: el que está consciente. No es religión.

En 2005, en la reunión de “Society for Neuroscience”, sociedad  neurocientífica más grande del planeta, el Dalái Lama inició los Diálogos entre la Neurociencia y la Sociedad, participaron 28,146 científicos.

Los occidentales se dieron cuenta que les faltaba una enseñanza primordial: la educación de la mente, la parte interna. La enseñanza social y emocional que es la base de todas las otras habilidades, conocida como; “Mindfulness” o Conciencia Plena.

El vicepresidente de la universidad de Harvard define Consciencia Plena así: “Es una cualidad de estar alerta, consciente. En contraste con una mente llena de múltiples tareas o pensamientos, Conciencia Plena es un estado de ánimo que tiene la capacidad de prestar atención de manera particular, a propósito, en el momento presente. La Consciencia  Plena puede ser practicada en prácticamente todas las actividades diarias incluyendo comer, caminar, escuchar y relacionarse con los demás”.

“La meditación de Consciencia Plena es una de entre una variedad de prácticas de meditación que entrena a la mente a través de un enfoque consciente y deliberado en la respiración, una sensación corporal, un sonido o una palabra. La meditación estabiliza la mente para que podamos ver con mayor claridad cómo las cosas realmente son. Esto nos permite involucramos en nuestras vidas con mayor claridad y sabiduría.”

“Los beneficios de la meditación incluyen aumentos en la concentración, la productividad, la capacidad de [dar amor], recuperación física y psicológica y la capacidad de responder con habilidad a situaciones de estrés. La meditación también es eficaz en la disminución de la depresión, el dolor físico, la reactividad emocional, y la dependencia de conductas poco saludables”.

Actualmente, hospitales y universidades de EE.UU. y Europa instruyen esta sabiduría. El congresista, Tim Ryan, introdujo un proyecto de ley ante el Congreso para que estos conceptos se enseñen en las escuelas. Expresó: “Mi objetivo es conseguir que invirtamos más en el activo más importante que tenemos en América, el buen funcionamiento de los seres humanos.”

Esta enseñanza es imprescindible y su práctica garantiza el conjunto completo de habilidades requerido para tener éxito en la escuela, el trabajo y la vida. Los resultados en las escuelas que enseñan esta habilidad son sorprendentes, mejora: el rendimiento escolar, la conducta, la cooperación con los demás, las habilidades para resolver problemas, mejora el clima escolar, el carácter del alumno, la salud, etc., y disminuye el absentismo, el consumo de drogas y la violencia escolar; crea armonía y felicidad. Los jóvenes deben exigirla: está en Internet.

Es la educación más importante adquirida en mi vida. En una carta −disponible en mi facebook− la recomendé a Incae y con gusto oriento a quien le interese obtenerla.

Los aportes de Varela, Engle y del Dalái Lama son indispensables para que los latinoamericanos salgamos de la postración cultural ancestral. Por sus legados, merecen una estatua en cada ciudad de Latinoamérica. Vivir feliz y ayudar a los demás es ley de la naturaleza.

Alfredo González Holmann | Autor del libro: ¡La gran pregunta! ¿Por qué los hispanos son pobres? Descargelo en iBooks | Descargelo en Amazon Kindle

Facebook | Correo Electrónico: agh@ibw.com.ni