5 tips para dar pecho después de cesárea

48

Por María Gabriela Narváez de Ciao Mama

Muchas son las que piensan que por tener un parto por cesárea no podrán amamantar a sus bebés de inmediato, y es que existe el mito súper infundido que la leche no les baja igual cuando tienen una cesárea a cuando tienen un parto natural, bueno pues les cuento que primero que nada el calostro es la primera leche que se le da al bebé, no vamos a entrar en detalles de los beneficios de este, entonces calostro es la leche de inicio. Todas las mujeres comenzamos a producir calostro durante el embarazo, y la producción en cantidades necesarias para amamantar depende de hormonas y estimulación, no depende del tipo de nacimiento. Lo que quiere decir es que el cuerpo de la mujer al desprenderse la placenta libera la hormona prolactina que es la que permite la producción de leche, entonces a todas las mujeres sea que tengamos por parto natural o cesárea nos bajará el calostro por que el cuerpo al desprenderse la placenta mandará la señal al cerebro que es hora de comenzar a producir leche (el calostro es leche, es la leche de inicio).

Entonces aclarado esto, pasamos a la parte practica: lo que sucede es que cuando es un parto natural, la madre (en términos generales, con excepciones de ciertos hospitales) no es ni debería ser separada de su bebé, y ahí comienza ese piel con piel, donde el bebé se acerca al pezón, lo huele y por instinto se pega y comienza a amamantar, esas dos primeras horas el bebé es cuando más alerta esta y listo para amamantar. En el parto por cesárea no sucede así, la mamá es separada de su bebé, en el cuarto cuna tal vez le dan una botellita de fórmula y cuando llega al cuarto todo envueltito el bebé esta dormidito y bien satisfecho, no le interesa mamar y además a veces no sabe que hacer con el pezón por que está confundido, primero le da un biberón y luego le acercan el pezón?. Otras veces llega el bebé atacado llorando y con desesperación, y eso hace súper frustrante para la mamá y para el mismo bebé conseguir pegarse satisfactoriamente!

Entonces te puedo aconsejar lo siguiente:

  1. Confía en tu cuerpo, así como no dudas que tus pulmones podrán procesar el aire que respiras, o que tu corazón bombeará la sangre que por tu cuerpo circula, no hay por que dudar de tus pechos, su función real es amamantar, producir leche para tus hijos, alimentar a nuestra propia especie!
  2. Trata de estar calma, una mamá estresada produce menos, el estrés hace que se liberen hormonas que interfieren en la producción de leche. se estresa ella y el bebé, yo se que es mas fácil decirlo que hacerlo, pero esto tiene que ver con el consejo anterior, relajate y confiá en tu cuerpo y en tu bebé.
  3. Busca apoyo, pero no del doctor que te mando a descansar y que le dieras fórmula para que vos descansaras, o del pediatra que dijo (sin ningún fundamento soportado) que mejor complementar con fórmula mientras tenias más “leche”, ni de la enfermera que te insiste que el bebé tiene hambre y que darle una oncita no es problema, y mucho menos de la mamá, abuelita, o amiga que te dicen que no seas necia, que no mates de hambre a tu bebé o que descanses por que NECESITAS descansar! Busca el apoyo de alguien que de verdad sepa de lactancia, o de alguna amiga comprometida con el proceso y que ya tenga experiencia en el tema.
  4. Disfruta de tu lactancia, esta no tiene que por que ser motivo de sufrimiento, si es así, algo no esta bien.
  5. Toma liquido, mantené tu cuerpo hidratado y evita los diuréticos o los estimulantes.

Mucha suerte, vos podes, todas podemos, si ya sabes que vas a tener una cesárea busca ayuda desde ya, preparate y disfruta de tu proceso!


María Gabriela Narváez es educadora de parto y miembro de Lamaze Internacional, es Doula (acompañante del parto) y Asesora de Lactancia miembro de la comunidad Edulacta y de ILCA (International Lactation Consultant Asociation). Además es Directora y Fundadora de Ciao Mamma (Centro Integral de Educación pre y post natal, lactancia maternal y estimulación temprana). Desde Ciao Mamma, con su brazo LACTAGO Gabriela Narváez y su equipo apoyan a las madres lactantes a educarse y prepararse para el proceso de lactancia, el cuido de embarazo, el parto saludable y a prepararse para el maravilloso mundo de la maternidad/paternidad.